Cuando quiero relajarme, suelo pintar estas pequeñas obras que luego monto sobre diferentes papeles. Una amiga, al verlas, las llamó "caprichos"; y me gustó el nombre. 

 

 Para ver las imágenes a pantalla completa haga clic en ellas.