De entre todas las cosas que me ha aportado la pintura tradicional china, el dominio de la tinta ha sido una de las que más satisfacciones me ha dado. Como dicen los chinos la tinta es "honesta", no miente, y eso es quizás lo que más me gusta de trabajar con ella. 

 

Para ver las imágenes a pantalla completa haga clic en ellas.